22 marzo 2011

Una obra ambientada en un local de sexo durante la visita papal, criticada por E-Cristians y PP

El Teatre Nacional de Catalunya (TNC) estrenará este jueves Gang Bang, una obra ambientada en un local de sexo gay durante la visita del Papa a Barcelona que, según el director artístico del teatro, Sergi Belbel, "no habla contra la religión católica", en respuesta a las críticas del PP y grupos cristianos, como E-Cristians, que habían expresado su malestar.

El director del montaje es el joven dramaturgo Josep Maria Miró, que ha dado muestra de su perplejidad ante unas críticas hechas antes si quiera de ver una obra que en realidad, no habla "ni de sexo ni del papa", sino de la decadencia de los valores en el mundo occidental.
Gang Bang transcurre en La Llum, un oscuro local donde acuden muchos hombres a practicar sexo libremente, pero donde también hay una catequista drogada, una señora de la limpieza absorbida por la familia, y sobre todo, un padre (Jordi Figueras) en busca de su hijo, al que no ve desde hace dos años.
El joven, al que interpreta el actor Òscar Castellví, es el sujeto pasivo de una violación en grupo consentida (en argot llamada gang bang), (banda que dispara), aunque Miró ha insistido en que la obra no es "realista" y que el acto puede interpretarse como la metáfora de un grupo de individuos disparando a los valores y al mundo.

La escenografía está dividida en tres pisos, y aunque la mayoría de la acción transcurre en la barra del bar, en el resto de espacios hay escenas de sexo explícito, aunque "menos del que la gente se espera", ha comentado Belbel. "Quien venga a buscar polémica por polémica puede salir muy decepcionado", ha remarcado el director del TNC, que no ha sabido precisar si el colectivo E-Cristians finalmente se querellará contra el teatro tras ver la obra: "Ni idea", ha dicho.
La llamada de Mascarell
Belbel sí ha explicado que ante el revuelo mediático, el conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, le llamó por teléfono para informarse sobre el contenido de la obra, y fue "una llamada cordial, muy amable y sin ningún tipo de consecuencia".

"El conseller sabe que no tengo intención de hacer provocaciones gratuitas", ha dicho, aunque ha recordado que si en algún momento viera peligrar su libertad de criterio dimitiría inmediatamente. Al final, ha comentado Belbel, toda la polémica ha sido una estupenda propaganda gratuita, ya que antes de que se estrene. Gang Bang ya es la obra del proyecto T6 que más entradas ha vendido.
También se fuma
Para evitar confusiones, el TNC avisa que el montaje puede herir la sensibilidad de algunos espectadores, una advertencia que ya se puso hace tres años con la obra de Albert Mestres Temps real, en aquella ocasión por ser muy violenta. Los nueve actores que dan vida a Gang Bang ha quitado hierro a la controversia y ha añadido con ironía que en la obra también se fuma (está ambientada en noviembre, antes de la aplicación de la ley antitabaco), aunque se han apresurado a matizar que sólo son 'hierbas de pastor'.


Fuente: 20 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada