06 marzo 2011

Tatuajes chic de quita y pon

Los tatuajes temporales se han erigido en uno de los accesorios más reclamados a escala internacional en la última temporada. Y es que tanto en los salones de belleza como en la calle se les está dispensando una excelente acogida.

Chanel ha comercializado sus Trompe-l’oeil como pequeñas obras de arte para ser aplicadas sobre la piel. El concepto se basa en la técnica pictórica del trampantojo, la ilusión con que se engaña al espectador haciéndole ver lo que no es.

En los círculos más exclusivos de Dubai han causado furor los tatuajes efímeros dibujados con oro. Más asequible para el bolsillo resulta el fruto de la colaboración de House of Dereon, la marca de moda de la cantante Beyoncé y su madre, Tina Knowles, con la firma especializada Temptu.

A quienes se decantan por esta decoración cutánea les atrae su elegancia pero también que sea una opción indolora y que no es permanente. Es como si los tradicionales tatuajes de henna que lucen tras sus vacaciones las turistas que han visitado algún país del Norte de África o Oriente Medio pasasen por el tamiz del glamour.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada