09 marzo 2011

Acusan a un médico de instalar cámaras en los WC de mujeres

SUCESOS | Ha sido denunciado por su novia, enfermera del mismo centro

Acusan a un médico de instalar cámaras en los WC de mujeres en un hospital de Castellón

Hospital General de Castellón. | Juan MartíHospital General de Castellón. | Juan Martí
  • En su ordenador portátil se han encontrado más de 20 vídeos de mujeres
  • Su novia pudo observar su rostro grabado mientras instalaba los aparatos
  • La Fiscalía investiga el alcance de las grabaciones y de su distribución
  • Solicita autorización para el registro de su domicilio
La Fiscalía de Castellón ha abierto diligencias por un presunto delito contra la intimidad que habría sido cometido por un médico que hacía sustituciones en el SAMU y en el Hospital General de Castellón, al colocar una minicámara oculta en los servicios de mujeres.
Según ha informado la Fiscalía de Castellón en un comunicado, las diligencias comenzaron por oficio de la Conselleria de Sanidad el pasado 4 de marzo.
El presunto autor de los hechos es un médico sustituto del SAMU, quien a finales de 2010 y principios de 2011 ha realizado sustituciones también en la escuela de Enfermería del Hospital General de Castellón, donde presuntamente, instaló de forma oculta una minicámara en los aseos de mujeres y filmó a las usuarias de esos servicios.
Escuela de Enfermería del hospital.Escuela de Enfermería del hospital.
Su compañera sentimental, que es enfermera en el Hospital General, vio el día 28 de febrero de 2011, de manera accidental, en el ordenador portátil del denunciado, una carpeta en la que había más de 20 vídeos. En los mismos se podía ver claramente la cara del autor colocando la cámara oculta, según las mismas fuentes.
Fuentes de la Conselleria de Sanidad han informado este miércoles de que este profesional, que hacía guardias en la ambulancia SAMU que tiene su base en el Hospital General de Castellón (HGCS), ha sido "excluido de la bolsa de trabajo y apartado de sus funciones".
Según las fuentes sanitarias, el facultativo no tiene relación laboral con la Escuela de Enfermería, donde se realizaron las grabaciones, aunque las habitaciones en las que dormía cuando hacía las guardias están situadas en esta escuela.
La Fiscalía ha indicado que, de momento, se desconoce el número de mujeres que han podido ser filmadas y el destino que el denunciado haya podido dar a los vídeos.
Los hechos pueden ser constitutivos de un delito contra la intimidad del artículo 197 del Código Penal, del que resulta en principio responsable el citado médico, por lo que la Fiscalía ha formulado la correspondiente denuncia.
Finalmente, se ha acordado la remisión del caso al juzgado de guardia para que se dicte auto de secreto sumarial y de entrada y registro en el domicilio del denunciado para intervenir los medios informáticos y de grabación que obren en su poder. De este modo se pretende determinar el volumen de filmaciones que pueda poseer y el destino o distribución de los mismos que pudiera haber efectuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada