21 marzo 2011

Empieza en Milán el calvario judicial para Berlusconi

Esta mañana ha empezado en Milán el juicio oral del caso Mills. Silvio Berlusconi está acusado de sobornar con 600.000 dólares (unos 420.000 euros) al abogado británico David Mills para que este declarara a su favor en dos juicios (All Iberian y sobornos a la policía financiera). El primer ministro italiano no ha comparecido ante el tribunal porque ha convocado un consejo de ministros extraordinario sobre la crisis libia. Sus abogados no han invocado el legítimo impedimento, por lo que la vista se ha celebrado de todos modos. Un centenar de personas han acudido al tribunal en apoyo a Berlusconi y han aplaudido la llegada de sus abogados, Piero Longo y Niccoló Ghedini. Se trata del primero de los cuatro procesos que tiene abiertos Berlusconi, a quien las encuestas muestran en una pronunciada cuesta abajo.

El primer ministro había declarado que dedicaría todos los lunes a acudir a los juicios, pero el conflicto en la excolonia italiana le ha impedido cumplir su promesa. Ghedini ha entregado al presidente del tribunal una carta de Berlusconi en la que este declara que no puede acudir por la reunión del consejo de ministros, pero da su acuerdo a que se celebre la vista y expresa su voluntad de participar en las próximas audiencias.
El tribunal ha escuchado el testimonio de Gabriella Chersicla, la asesora del fiscal Fabio de Pasquale, una experta en finanzas de la empresa auditora KPMG que ha reconstruido la ruta de los 600.000 dólares que, según la acusación, Berlusconi hizo llegar a Mills para que declarara a su favor. Chersicla ha dicho que su trabajo ha sido especialmente difícil porque "el dinero transitó por varias cuentas y a menudo se camufló con conceptos engañosos o incluso falsos".
En un intento de ganar tiempo, Ghedini ha pedido a los jueces que solucionen los problemas logísticos referidos a los testigos que residen en el extranjero, y que deben ser oídos a través de comisiones rogatorias, pero el tribunal ha desestimado la petición.
El caso Mills contra Berlusconi fue bloqueado hace dos años gracias a una ley de inmunidad presentada por el Gobierno conocida como Laudo Alfano por el ministro de Justicia, Angelino Alfano. El proceso contra el abogado británico se celebró de todas formas, y los jueces declararon probada la acusación de soborno. Mills fue condenado a cuatro años y medio de cárcel por recibir dinero de Berlusconi, aunque se libró de cumplir la pena porque el Supremo decidió que el delito había prescrito.
El proceso más delicado de los cuatro que los jueces de Milán han abierto contra Silvio Berlusconi es el caso Ruby, que debe iniciarse el próximo 6 de abril y en el que el primer ministro afronta una doble imputación por prostitución de menores y abuso de poder.
L'Unitá, el histórico periódico del Partido Comunista Italiano y ahora próximo al Partido Democrático, publicó ayer siete fotos de las fiestas de Arcore extraídas del sumario judicial y que fueron realizadas por algunas de las asistentes a las fiestas.
Las fotos fueron halladas por la policía en los teléfonos móviles de algunas de las 33 asistentes habituales a las fiestas de la Villa San Martino de Arcore, la residencia de Berlusconi cerca de Milán. Según ha informado el diario La Repubblica, los investigadores encontraron también un vídeo de contenido pornográfico y múltiples imágenes de las jóvenes en poses eróticas. Dos de las velinas más retratadas son Marysthell García Polanco y Elena Morali -una rubia que fue novia de Renzo Bossi, hijo de Umberto, líder de la Liga Norte-, y muchas de ellas fueron tomadas por Concetta de Vivo, una de las gemelas napolitanas que forman parte del grupo de amistades del primer ministro desde hace años.
Los investigadores tienen la certeza de que las imágenes se tomaron en Arcore por el seguimiento geográfico de dónde se encontraban los móviles en el momento de captarlas.


Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada